Canales de Denuncia (Whistleblowing)

La figura del whistleblower, o delator, es pieza fundamental del éxito de cualquier programa de compliance corporativo.

El espíritu que estos programas contienen, y por lo tanto su objetivo final es el de instaurar la conducta ética, la honestidad y la integridad, en el ADN de las empresas.

El éxito de estas iniciativas radica fundamentalmente en el establecimiento de un canal de denuncia que permita la posibilidad de la denuncia por parte del whistleblower, que se de en un entorno de que favorezca la denuncia, que inspire confianza al delator, asegure la confidencialidad y la seguridad requerida.

Entre las finalidades de un canal de denuncia se encuentran:

  • Concienciar a los miembros de la empresa acerca de las políticas corporativas contra el fraude. «Tolerancia Cero» con las irregularidades.

 

  • Servir de mecanismo eficaz de prevención contra delitos y otras infracciones de la ley y/o del Código que podrían llegar a cometerse en la empresa

 

  • Permitir a la empresa detectar con prontitud la comisión de cualquier infracción del Código y/o de la ley en su seno o en perjuicio de las mismas.

 

  • Evitar que la empresa pueda llegar a ser condenada penalmente a elevadas multas y sanciones.

Desde Lesseps estamos especializados en desarrollar canales de denuncia para las empresas como parte de sus programas de compliance, su elaboración e implementación, asi como la formación necesaria respecto a su funcionamiento.

A través de una herramienta propia – @ whistleblowing- implantamos y canalizamos con el departamento designado por la empresa, canales de denuncia, actuando como el Ombudsman o el compliance officer externo de la empresa. Las denuncias, por motivos de seguridad, se realizarán de forma confidencial, no anónima y los datos se almacenarán en un servidor informático alojado por la entidad especializada en servicios de Hosting, estando el servidor almacenado en el data center propiedad de la empresa.

En caso de precisar más información por favor contáctenos.